Música

Gracias

   A todos aquellos que habéis volcado alguna vez el cielo para demostrarme que había estrellas en él. A Edu por ponerme en el camino de la manzana musical y recordarme que existen atajos hacia la música escondidos en Matrix (nunca podré pagar a Kyle todo lo que ha hecho por mi). A Roxana por haberme vendido su iMac confiando en que lo cuidaría. Al C-4 por ser mi explosivo plástico favorito, así como el detonante del segundo regreso. A Antonio y su familia por rezar por nosotros (a veces siento que Dios camina a mi lado a pesar de haberme soltado aquel día de Su mano). A Marta por aguantarme en momentos en los que no me aguanto ni yo. A mis padres y mis hermanas porque siempre me ayudan. Y especialmente a mi gran amigo Alfonso por prestarme sus manos, su talento, su apoyo y por su inconmensurable amistad, por haber arreglado y tocado el piano en Cenizas con sincopada sensibilidad, además de poner su voz en El Club del Bebedor.

   Las deudas que tengo pendientes, de momento sólo se las voy a poder pagar a los fieles... hermanos Escobar, el miembro oculto del Comité Olímpico y a la familia Álvez.



Canciones para escuchar y descargar(*)

(*)Las páginas de reproducción tienen un botón para descargar en formato mp3

El Club del Bebedor - escuchar
Al amanecer - escuchar
Cenizas - escuchar

  *** escuchar todas ***

¿Por qué son asuntos pendientes?

El Club del Bebedor. Compuesta hace más de 15 años. Sonó un par de veces con La Metro/Tessa en directo. La empecé a grabar hace 7 u 8 años. La acabé de grabar con los amigos que pudieron en el verano de 2015. Acepta más coros en próximas barbacoas.

Al amanecer. Compuesta hace más de 15 años. La empecé a grabar hace 7 u 8 años. La acabé de grabar este Otoño 2015. Le tengo un cariño especial. Siento los pops y haber sido yo el que realmente desapareció del mapa.

Cenizas. La empecé a componer hace más de 10 años. Perdí parte de la letra. La acabé de componer en Otoño 2015. La grabé íntegramente, con la ayuda de Alfonso y Kyle, durante este mismo Otoño.